Jim Paterson. La pose inquieta.

jim paterson broken hill

Al australiano Jim Paterson uno se lo imagina como aquel personaje fronterizo que, después de recorrer el mundo se refugia en una ciudad perdida, sin salida, en la ciudad de “giro al infierno”, Broken Hill, ciudad minera en medio de la nada. Escudado por años de observación de todo lo que gira a su alrededor, sentado en la mesa del fondo de un bar de carretera. El bar, «la única patria con la que puedes contar», que cantan “ilegales”, lugar de paso, estudiando, observando con una mirada sagaz, dibujando en los posavasos de cerveza, la mezcolanza resultante de sus recuerdos siempre activos y el momento presente.

Como afirmaba el videoartista Bill Viola, vivimos el mismo instante de tiempo, en el ciclo que va desde nuestro nacimiento a nuestra muerte vivimos siempre en el presente inmediato. El problema se plantea en mantener en el tiempo ese instante fugaz que es la vida, separándolo del proceso de combustión a que la memoria es sometida por el paso de los años. La melancolía surge en este marco en el conflicto del yo, sustituyéndolo por la lucha en derredor del objeto asociado a un recuerdo en un ejercicio de contra carga. La melancolía tiene la capacidad de ver pasar los siglos y dejar su fractura en cada objeto. Existe una relación más allá de la causal entre el proceso melancólico y la muerte, cuyo concepto ha sufrido una pérdida de omnipresencia y plasticidad en los últimos siglos.

En su relación sobre la decadencia en el arte de narrar, Benjamin describía el paso de la narración a una experiencia segregada—novela—que es sustituida a su vez por una compulsión de datos de carácter informativo. La cualidad de la narración de sumergir en el oyente lo narrado para después recuperarlo dota a ésta de un carácter extratemporeo difícilmente atribuible a la idea de transmisión de datos, aun cuando estén unidos a especulaciones y análisis teóricos.

Jim Paterson (Melbourne 1956) recrea un código propio con los restos atomizados de una realidad desestructurada. Una recreación generada por una mirada capaz de atender a lo inolvidable, apelando a una memoria que garantiza la autoridad del narrador. Establece  una llamada al origen que reacciona ante la carga icónica que lastra a la imagen. Alcanzando con ello acceder a un metalenguaje de carácter generativo, no regenerativo. Los signos que se agrupan en su discurso gráfico se amontonan como una existencia agitada que invita a participar en el juego de establecer un punto fijo que actúe como reserva de un mundo que no quiere irse del todo. La unión de tiempos múltiples a través de una codificación que sirve de punto de sutura entre la memoria de un pasado y la memoria de un venir. Las ficciones construidas de Paterson proyectan un devenir natural, son presencia y ausencia en un ambiente narrativo iniciado pero no culminado.

Rodeados por unos medios de comunicación donde la ficción convive con la saturación informativa, donde la documentación visual de la realidad está flanqueada por la simulación de la imagen de ficción, es fácil desconfiar de cualquier código que tome como base la imagen. Evita Paterson caer en el error de segregación autobiográfica que llevaría la obra a un estado de narcisismo redundante, y lo hace a través de una sinceridad plena del medio en el que se desenvuelve.  Su gran cualidad reside en sacudir del espectador sus resistencias icónicas y dejarse llevar por la narración expuesta hasta llegar a preguntarse si es posible una imagen más humana del hombre.  Examinador exhaustivo e impenitente, en su memoria descansan todas las imágenes y experiencias de su vida. Una vida que, como toda vida es exportable a cualquier vida y que, aglomerando un pasado pleno de vivencias se intuye y reduce en el instante mismo de posar nuestra vista sobre sus obras.

PEPE ALVAREZ

 


					
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s